19.3.17

Poema vacío


Hay palabras
destinadas a no ser creídas,
aún pensándolas con toda mi entereza siento 
que no merecen ser pronunciadas.

Quizá si mañana
supiera que el temblor acompañaría mis gestos,
me atrevería a intentarlo,
y quizá todo 
sería más sencillo.

Abriría la boca y se despegarían los dientes,
y todo caería a borbotones,
caótico y confuso,
caliente, asqueroso y visceral.

Habitan en mí tantas esquinas sombrías que
creo que nunca puedo abrir los ojos en su plenitud,
creo que nunca estoy del todo despierta.

Avanzo a medias,
avanzo a tientas,
buscando sin aplomo la ínfima luz 
que hace que mis ojos cobren algo de vida,
de sentido.

Qué es mirar
si ante la mirada nada se desarrolla,
si se nos olvida qué es tener mirada.

Quiero empezar de nuevo,
-me lo he dicho mil veces-
mas cada vez que lo intento, un temor me acalla.

Supongo que es el papel de los cobardes,
dar mil vueltas a las palabras
y acabar no diciendo nada.

1 comentario :

Neo Bagheera dijo...

Es realmente hermoso.