30.3.16

Espalda contra espalda

En mis cuerdas vocales lleva años muerto 
un sol apagado.
Es este amarillo que se rompe,
ese verde que con su frío abre el viento,
esta conciencia desacostumbrada al amor.

Si cierro los ojos
te oigo yacer,
espalda contra espalda
me estremezco en mi lecho frío
y cuando me vuelvo
para estirar la mano
y buscar tu abrigo
un negro abismo se abre ante mí.

Zona colmada de insectos
de plagas,
gusanos oviformes se estremecen
se estiran y parecen pedir algo,
buscar algo,
no pueden formular su petición.
No tienen boca,
no tienen lengua,
mutilados de brazos,
de piernas,
no hay señas.
Solo les queda rizarse, estremecerse, temblar
llorarme porque no escucho sus plegarias
oscilar y enredarse en mis piernas o
atarme a su olvido
a la tierra donde yacen generaciones pasadas.

Todo está tan oscuro
y están tan calladas las campanas
en mis ojos solo queda el negro de las hojas
enlodadas
dormidas y oscilantes.

Me traduzco en susurros
para ti
pero aún no es hora de confesarte
que encristalé sonámbula tus pestañas lunares
es mía la culpa,
de que duelan los veranos
y esos pozos colmados de estrellas.




No hay comentarios :