26.6.15

En memoria a mis heridas

Tan solo anunciate en susurros
y dejaré que vengas a reclamar tu morada en mis palabras.
Conservo en ella intactos tus pequeños soles,
y amordazadas las grises llamas.

Quizá ya no seas el mismo,
no reconoceré tus nuevas voces,
tus sonrisas torcidas,
Mas seguirán ahí los pájaros lisiados,
los ramos abandonados del umbral de tu mirada.

He aprendido en soledad a distinguirte
del frío y la tormenta y la lluvia,
en cada minuto breve que vivo
ostento tus recuerdos y congojas otorgadas,
y en mis gemidos no cabe la muerte,
solo la sangre y sus frutas iluminadas.
Galerías de espuma permanecen en mi sueño
al alcance de mi mano ya no queda agua,
y es por ti
porque mantengo virgen mi rostro 
concebido y criado para la bofetada.

No me pertenecen las ausencias
no es vacío lo que se abre por mis tripas,
es la noche, la luna tibia
el paisaje intacto de la sonámbula infancia.

Podré al alba fundirme con tu recuerdo,
pues sigue vivo en mis cuerdas vocales,
subiendo y bajando por mi garganta
muerde la cornisa de mi lengua petrificada.

Al fin y al cabo,
he aprendido a distinguirte aunque seas otro,
porque en cada muerte que visito
tu atrocidad se mantiene intacta.



3 comentarios :

Elendilae dijo...

Impresionante. Ha sido el desgarro más bonito y duro que he leído en mucho tiempo. Cada día te superas, no dejes de escribir nunca.

Besos

Bluemīnda dijo...

Digo lo mismo que Ele. Me has dejado flipada, me encanta.
Lo mejor que he leído de blogs en mucho tiempo.

Un abrazo! :)

Aischa Lothbrok dijo...

No diré que haya sido una hazaña el que me hayas hecho llorar pero:
"y es por ti
porque mantengo virgen mi rostro
concebido y criado para la bofetada."