22.4.14

Gernika

A lo lejos, una mujer llora, muy lejos,
y sus pechos caídos se deshacen en sudor
para caer como tierra en el rostro de un bebé
ella llora, el niño calla
y la arena que le amamantaba es ahora su sepultura
no hay sangre, pero quizá debería
no hay sangre porque solo queda lodo.

4 comentarios :

Elendilae dijo...

Impactante, profundo y triste.

No lo has podido (d)escribir mejor.

Un besito

Aischa Lothbrok dijo...

Me pregunto qué te inspiró. Efectivamente triste, me has dejado helada con 7 líneas.

Blanca G. Louve dijo...

"No hay sangre, pero quizá debería."
Tus palabras me inspiran un silencio sobrecogedor a pesar de tener puesta música de fondo. Muy bueno.

Lào. dijo...

Es curioso como algo tan breve puede llegarte. Es triste, pero a veces las mejores cosas lo son.

Me quedo por aquí.