5.2.12

Seamos nieve.

Éramos como dos pequeños copos que trataban de cuajar contra el suelo. Dos decepcionantes intentos de ser algo más que gotas rotas sobre el asfalto. El frío calaba nuestro cuerpo de cristal, mientras que nos adheríamos sin quererlo a las botas de algún niño buscando nieve en las aceras. Siempre calcados sobre una bufanda ajena, viajando sin ganas de ver mundo, con ganas de terminar por derretirse y desaparecer bajo esa lana de colores apagados. El invierno sigue retumbando sobre nuestras ventanas, y al son de otra balada a piano más, evoco a mi colección de reproches del pasado aquellas noches en las que asimilábamos que éramos simples sorbos de tormenta resbalando contra la ventana. Y no sé si llorarte, o enfocar de una vez que las goteras de mi alma se han cerrado, por extraño que suene en un corazón inundado como el mío.
Y es que fuimos siempre eso, ruinas de enero, tatuajes en los paraguas. Sin un mar al que llamar hogar, sin una lluvia con la que caer junto a nuestros iguales.

No sé si nos terminamos de ahogar en nuestro propio vaso para luego resucitar, si fuimos fruto de dos charcos que salpicaron a la par. Solo tengo la certeza de que ahora eres parte de mi clima, que he dejado de ser ese escurridizo copo que no sabía congelarse cuando chocaba sobre las baldosas. Aunque solo tenga tu etérea figura para cobijarme ahora que una ola de frío inunda la ciudad.


¿Para qué quiero más?

8 comentarios :

Alfredo dijo...

"No sé si nos terminamos de ahogar en nuestro propio vaso " Sin palabras...

Casén dijo...

"Y es que fuimos siempre eso, ruinas de enero, tatuajes en los paraguas. Sin un mar al que llamar hogar, sin una lluvia con la que caer junto a nuestros iguales" Me encanta

Walking Disaster. dijo...

Increíble la idea de ponerse en la "piel" de los copos de nieve... es genial <3

Srta. de papel dijo...

Hola, la verdad es que no sé muy bien qué decirte. Me ha encantado lo que has escrito, en esta entrada y en todas las demás, y me fascina tu manera de escribir. Simplemente eso, quería que lo supieses. Un saludo, ánimos y feliz domingo.

Annie Montauk dijo...

Tatuajes en los paraguas...
Me ha encantado, Alba. Echaba de menos bloggear y comentar textos, y si encima me gustan como este, aún más.
:)

María Ferri dijo...

Ha pasado mucho desde que entré por última vez a tu blog,pero el resultado no cambia, me dejas..¿Flipada? De verdad que no solo me encanta lo que escribes, sino cómo lo escribes. Muchos besos y me pasaré pronto

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Me ha encantado la entrada! se me han puesto los pelos de punta!! Muchos besos!!!

verayamor dijo...

profundamente hermoso.

nos ha calado a todos